No hay ninguna señal de que tomar antidepresivos en el embarazo dañe...

No hay ninguna señal de que tomar antidepresivos en el embarazo dañe el cerebro del niño, según un estudio

Compartir

Para las mujeres que combaten una depresión, la decisión de si seguir tomando un antidepresivo o no durante el embarazo puede ser difícil.

Y ahora las noticias tranquilizadoras: un nuevo estudio encuentra que el riesgo de discapacidad intelectual para los niños cuyas madres toman estas pastillas cuando están embarazadas es muy bajo.

Los datos “proporcionan más información a los médicos para evaluar los riesgos de las mujeres embarazadas que toman antidepresivos”, dijo el coautor del estudio, Abraham Reichenberg, profesor asistente de psiquiatría de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Los nuevos hallazgos “deberían incluirse en otras consideraciones, como pueden ser el riesgo más alto para la madre si no se medica, los efectos secundarios del medicamento y otras afecciones médicas”, explicó Reichenberg en un comunicado de prensa del hospital.

Una especialista en el desarrollo del cerebro hizo hincapié en que no tomar un antidepresivo cuando se necesita durante el embarazo puede acarrear sus propios riesgos.

“Es imperativo que las mujeres que tengan una depresión sigan el tratamiento de forma apropiada y efectiva durante el embarazo”, dijo la Dra. Ruth Milanaik, que revisó los nuevos hallazgos. Milanaik dirige el Programa de Seguimiento del Neurodesarrollo Neonatal del Centro Médico Pediátrico Cohen en New Hyde Park, Nueva York.

Milanaik calificó el estudio nuevo como “metodológicamente sólido”, y dijo que “a medida que la sociedad aumenta la concienciación y la aceptación de los problemas de salud mental, los estudios como este ayudan a aclarar qué medicamentos y tratamientos serán efectivos para la madre y seguros para el bebé”.

En su investigación, el equipo de Mount Sinai dio seguimiento a los datos de más de 179,000 niños nacidos en Suecia en 2006 y 2007, incluyendo a unos 4,000 cuyas madres tomaron antidepresivos durante el embarazo.

Se diagnosticó una discapacidad intelectual en el 0.9 por ciento de los niños cuyas madres tomaron antidepresivos durante el embarazo y en el 0.5 por ciento de los niños no expuestos a los antidepresivos en el útero, la cual no es una diferencia significativa.

Los investigadores definieron la discapacidad intelectual como “limitaciones importantes en el funcionamiento intelectual y en la conducta adaptativa”.

Después de tener en cuenta otros factores, los autores del estudio concluyeron que el riesgo de discapacidad intelectual para los niños cuyas madres toman antidepresivos durante el embarazo no es estadísticamente significativo y es probable que se deba a otros factores, como la edad de los padres y el historial psiquiátrico de los padres.

El Dr. Jeffrey Borenstein es presidente de la Brain & Behavior Research Foundation, en la ciudad de Nueva York. Después de revisar los hallazgos, dijo que “la depresión que no se trata tiene consecuencias negativas graves, de modo que este estudio es una observación valiosa de los problemas relacionados con la seguridad de las mujeres embarazadas. Una mejor compresión de los riesgos y los beneficios ayuda a los médicos a orientar a los pacientes a la hora de tomar decisiones sobre el tratamiento”.